En el sector farmacéutico la codificación de medicamentos es de vital importancia.

 

Los fabricantes de productos farmacéuticos deben realizar la serialización de medicamentos, codificando el embalaje e incluso los comprimidos según la legislación vigente, cuidando especialmente que el marcaje sea legible, de calidad y perdurable durante toda la vida del medicamento.

La codificación y marcaje de productos farmacéuticos ha de garantizar la identificación de los productos inseguros por temas de trazabilidad. Debe facilitar su extracción rápidamente del mercado en caso de producto defectuoso y, además, ayudar en la lucha contra la falsificación de medicamentos, dadas las enormes consecuencias que puede provocar en la salud de las personas.

La codificación puede realizarse sobre una gran variedad de materiales, ya sea papel, cartón, cristal y plástico, así como sobre el mismo producto, pastillas o píldoras, sus blísteres, estuches, cajas de medicamentos y pallets.

Una solución para cada soporte