Packaging y sostenibilidad: ¿es posible un embalaje sostenible?

3 Mar, 2020

Packaging y sostenibilidad: por un embalaje respetuoso

La mayor parte de los residuos que se generan en la actualidad son envoltorios que suelen estar fabricados, completa o parcialmente, de plástico. Esto ha provocado un problema medioambiental de gran calado que requiere soluciones con urgencia. En este contexto surge la idea de combinar packaging y sostenibilidad. Pero ¿es posible utilizar un embalaje que sea sostenible y rentable al mismo tiempo?

¿Qué es el packaging y qué impacto tiene en el medio ambiente? 

El packaging es el envoltorio o embalaje que, valga la redundancia, envuelve la mayoría de los productos que se compran. Responde a una función protectora y también aporta comodidad y pragmatismo a la hora de transportar los productos. También, en el mismo envoltorio se suele introducir información importante sobre la composición y uso del producto.

Packaging y sostenibilidad

Tipos de packaging 

Un aspecto importante cuando hablamos de packaging y sostenibilidad está sujeto al tipo de packaging que se utiliza. Se suelen distinguir entre tres tipos: 

  • Packaging primario: embalaje que está en contacto con el producto directamente. Este primer embalaje de protección es importante para el cliente final, tanto para la venta como para la conservación y el almacenamiento del producto.
  • Packaging secundario: embalaje que agrupa varias unidades del producto empaquetado con su packaging primario. Este segundo embalaje de protección es importante para el almacenamiento del stock.
  • Packaging terciario: embalaje que agrupa varias unidades del producto empaquetado en su packaging terciario. Este tercer embalaje de protección es importante para el transporte de la mercancía.. 

Aplicando al packaging las tres máximas de sostenibilidad y ecología (en orden de prioridad: primero reducir, segundo reusar y tercero reciclar), aquí tendríamos en primer lugar que reducir al máximo estos tres tipos de envoltorio. Por ejemplo, unificándolos lo máximo posible en un único envoltorio que pueda cumplir todas las funciones atribuidas a cada uno de los tipos por separado. 

¿Se puede prescindir del packaging? 

El debate sobre packaging y sostenibilidad surge a partir del impacto que tiene la excesiva fabricación y consumo de embalajes fabricados con plástico, un material que no es biodegradable en absoluto.

Es cierto que en muchos casos se utiliza un packaging excesivo y en ocasiones duplicado o directamente innecesario. Sin embargo, aunque se redujese de forma considerable, hay que tener en cuenta que existen ciertos productos que requieren, al menos, de alguna forma de embalaje primario.En otras palabras, aunque el packaging de plástico se puede y se debe reducir, hay que tener en cuenta que no se puede prescindir de él por completo, así que lo mejor es investigar los beneficios que aportan las soluciones ecológicamente responsables.

Packaging y sostenibilidad: soluciones responsables 

Existen varias alternativas que permiten efectivamente reducir la fabricación y consumo de envoltorios que generan un notable impacto medioambiental. Estas soluciones o alternativas se pueden agrupar en base a tres ideas principales: 

Reducción del packaging innecesario

En primer lugar, al hablar de packaging y sostenibilidad, hay que reconocer que existen empaquetados excesivos e innecesarios. Entonces, la primera idea fundamental para mejorar la sostenibilidad del packaging pasa por reducir y simplificar la cantidad de material de embalaje que se utiliza.

Sustitución por materiales sostenibles

En segundo lugar, es posible sustituir los materiales de embalaje de plástico por otros materiales biodegradables, como la celulosa, el algodón, la madera, o materiales novedosos como la fécula de patata o los denominados bioplásticos

Reutilización de los envases

Finalmente, la tercera idea dirigida a mejorar la combinación packaging-sostenibilidad viene de la reutilización de los propios envases. Algunos productos, como los que se comercializan en envases de cristal, pueden ser recogidos por las propias empresas comercializadoras y reutilizados en el ciclo productivo

Igualmente, la reutilización de bolsas de tela en lugar del uso de bolsas de plástico de un solo uso permite reducir de forma transversal el impacto que el packaging tiene en el medio ambiente. 

Packaging sostenible: inversión y rentabilidad

Hay que tener en cuenta que, aunque en principio pueda parecer un gasto añadido, invertir en packaging y sostenibilidad es rentable en el medio y en el largo plazo. En la actualidad, los consumidores demandan productos respetuosos con el medio ambiente, y las empresas que no invierten en reducir su huella ecológica son percibidas por el público como faltas de compromiso social y medioambiental. Esto puede desembocar en que las opciones de compra de los clientes potenciales se dirijan a sus competidores. 

Así, invertir en packaging sostenible es ante todo hacerlo en rentabilidad e imagen comercial, lo que al final implica mayores beneficios para las empresas que apuestan por este tipo de alternativas sostenibles. 


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /var/www/vhosts/macsa.com/httpsdocs/wp-content/themes/betheme-child/blog/single-blog.php on line 61